Cuando se hace efectivo el cobro del PPSE

En el momento en que se produzca el hecho causante de la prestación, la Mutualidad hará efectivo el pago una vez aportada la documentación exigida.

Los casos para obtener los rendimientos económicos son los siguientes:

  • Jubilación
  • Invalidez permanente
  • Dependencia
  • Defunción

El importe y cobro de la prestación:

  • Defunción: el valor por cobrar será el saldo acumulado correspondiente a la fecha de solicitud de prestación por parte de la persona o personas beneficiarias, más el capital adicional correspondiente.
  • Jubilación / Invalidez permanente (total, absoluta o gran invalidez) / Dependencia: El valor por cobrar será el saldo acumulado correspondiente al momento en que se produzca el hecho causante de la prestación de la persona asegurada o, en su defecto, a la fecha de solicitud si es posterior a este momento.

En caso de extinción laboral entre la empresa y el trabajador, el trabajador tendrá el derecho de realizar lo que desee con tu plan.

Conoce los derechos económicos de la persona asegurada en caso de la extinción de la relación laboral.

Solicita información sobre los PPSE

    Las diferentes maneras de obtener la prestaciones de los planes de previsión social

    En renta

    Consiste en la percepción de dos o más pagos sucesivos con periodicidad regular (mensual, trimestral, semestral o anual) incluyendo al menos un pago en cada anualidad.

    Las prestaciones podrán ser inmediatas a la fecha de la contingencia o diferidas a un momento posterior.

    Las rentas se abonarán el primer día hábil del mes. Las rentas podrán ser de la modalidad asegurada o no asegurada.

    En caso de fallecimiento de la persona beneficiaria, la renta podrá ser reversible en el porcentaje que se haya designado.

    Renta no asegurada: se considera renta no asegurada la forma de percibir la prestación consistente en una sucesión de pagos periódicos de igual importe, resultado de dividir el importe de la provisión matemática (saldo acumulado) entre el número de plazos de la renta, escogidos por la persona beneficiaria de la prestación. La provisión matemática se verá disminuida en estos importes a medida que estos se abonen, pero continuarán participando en el proceso de capitalización, lo que podrá motivar que el número de periodos o plazos de la renta escogidos por la persona beneficiaria varíe, en función de la rentabilidad acumulada en la provisión matemática.

    En este caso, se seguirán abonando los plazos de la renta, mientras la provisión matemática sea mayor que cero, y finalizará el pago de la prestación cuando se consuma el 100 % de esta provisión.

    Prestaciones mixtas

    Deberá indicarse la fecha de cobro del capital y de la renta, así como el porcentaje de la provisión matemática (saldo acumulado) que se destina a cada forma de prestación.

    Junto con la documentación que debe presentar la persona perceptora para solicitar el cobro en forma mixta, se deberá incluir una petición de traspaso del saldo acumulado, correspondiente al porcentaje de la provisión matemática destinada a la prestación en forma de renta, hacia la opción de inversión de interés garantizado, solo en caso de que una parte del porcentaje del saldo acumulado destinado a la prestación en forma de renta no estuviera en esta opción de inversión. Esta petición deberá tramitarse, obligatoriamente, de forma previa al primer pago de la renta.

    Podrán existir las siguientes combinaciones, con arreglo a lo establecido anteriormente:

    • Capital inmediato y renta inmediata.
    • Capital diferido y renta diferida.
    • Capital inmediato y renta diferida.
    • Capital diferido y renta inmediata.

    Capital

    Consiste en una percepción de pago único que podrá ser inmediato a la fecha de la contingencia o diferido a un momento posterior.

    Si se solicita el pago con carácter diferido y, llegado el momento de cobro de la prestación por parte de la persona beneficiaria, esta se niega a recibir el pago o no señala el medio de efectuarlo, la Mutualidad depositará su importe en una entidad de crédito a disposición y por cuenta de la persona beneficiaria, y de este modo se entenderá satisfecha la prestación.

    Cuando se solicite el pago de un capital con carácter inmediato, la Mutualidad deberá abonar su importe a la persona beneficiaria en un plazo máximo de siete días hábiles desde que se presente la documentación.

    Òscar Sánchez

    Director Comercial de Ahorro y Previsión Social en Grup La Mútua dels Enginyers